Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Bomba de engranajes de Varisco

Descripción

Bombas volumétricas de desplazamiento positivo a engranajes internos, adecuadas para el bombeo de líquidos viscosos, lubricantes o no. Aunque no pueden bombear sólidos, sí pueden trabajar con partículas abrasivas. Tienen un extenso campo de aplicaciones.

Carácteristicas técnicas

Principio de Funcionamiento 
El flujo se genera por medio de dos engranajes: el engranaje rotor o motriz y el engranaje conducido, este último se halla en el interior del primero y es arrastrado por el mismo. Ambos engranajes están separados por una leva. Con la rotación de los engranajes, el líquido es introducido en el interior de los espacios creados entre ellos y la leva. El desplazamiento del fluido se efectúa en virtud de la excentricidad existente entre ambos engranajes y la leva. El resultado es un flujo continuo, libre de pulsaciones, permitiendo un elevado caudal con tamaños reducidos.

Características Generales 
  • Tamaños de conexiones: Desde ½” 15 mm. hasta 10” 250 mm
  • Caudales: Hasta 350 m³/h
  • Presión diferencial: Hasta 20 BAR 
  • Ejecuciones: Eje libre, monobloque, bancada y acoplamiento 
  • Versiones: ATEX 

Líquidos bombeados 

  • Productos químicos: disolventes, ácidos, álcalis, alcoholes, productos farmacéuticos, isocianato, poliol, silicato de sodio
  • Derivados del petróleo: Gasolina, gasóleo, fuel oil, aceites lubricantes, aditivos, petróleo crudo
  • Jabones y detergentes: Surfactantes, productos de higiene personal, detergentes líquidos
  • Adhesivos: Colas, resinas epoxi
  • Pinturas y tintas: Barnices, pinturas, tintas de impresión
  • Pulpa y papel: Licores, pinturas, lejías
  • Líquidos a alta temperatura: Betún, alquitrán, asfalto, fluidos térmicos
  • Productos alimentarios: Melaza, chocolate, manteca de cacao, glucosa, pienso, aceites vegetales, grasas