Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Las bombas dosificadoras de engranajes suelen contar con un dentado externo que trabaja según el principio de desplazamiento. Son bombas que tienen una carcasa con alimentación y descarga de material, así como dos ruedas dentadas, una de ellas conectada con el accionamiento de la bomba y otra que se acciona mediante el engrane dentado de la primera rueda. Una vez se pone en rotación el sistema de las ruedas, el material es absorbido por el lado de la entrada, luego dirigido por la bomba alrededor del dentado y, finalmente, empujado hacia la salida. Para establecer el volumen de flujo dosificado se valora la geometría y cantidad de los dientes y engranajes y las revoluciones configuradas.