Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
La tecnología fue patentada por Jabsco en los años 30. Hoy en día se siguen utilizando en los sectores vinícola, sanitario, náutico e industrial como bomba de servicio general.

Sus características únicas, como el cebado en seco y las posibilidad de partículas duras en suspensión, asociada a la sencillez de su diseño (1 sola parte en movimiento), permiten un uso flexible de cada equipo.