Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Las bombas peristálticas no necesitan tener válvulas, por lo que se puede emplear con productos sólidos e incluso viscosos. Son bombas muy fáciles de instalar, además de higiénicas y limpias. Pueden trabajar en seco de forma indefinida y son capaces de manipular productos sensibles de forma aséptica y segura. Se puede llegar a usar para dosificar productos con un ochenta por ciento de solidos inorgánicos disueltos, además de que manejan ácidos corrosivos y fluidos con contenido en aire y productos de alta viscosidad.