Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Las bombas peristálticas son volumétricas rotativas. Los rodillos del rotor aplastan el tubo, creando así cámaras uniforme que se desplazan a lo largo del cuerpo o pista, creando el efecto de bombeo. Son bombas estancas y fáciles de limpiar, el único material en contacto con el líquido es el tubo. Pueden trabajar en seco indefinidamente, y son muy buenas autocebantes, incluso con productos viscosos.

La gama de Técnica de Fluidos empieza con algunos ml./día, hasta caudales de unos 100 m³/h. en las series industriales.